miércoles, 28 de agosto de 2013

GE presenta la tecnología Veo para la reconstrucción de imágenes de TAC a dosis bajas

GE presenta la tecnología Veo para la reconstrucción de imágenes de TAC a dosis bajas.


GE Healthcare acaba de presentar en Canadá su sistema Veo, una nueva tecnología para la reconstrucción a dosis bajas de imágenes de tomografía axial computarizada (TAC). Veo utiliza un modelo del propio sistema de exploración para mejorar la calidad de la imagen. Como quedó de manifiesto durante la RSNA del año pasado, la reducción de la dosis de radiación para una TAC, a la vez que se mantiene o mejora la calidad, es un tema caliente entre los fabricantes de TAC. Durante décadas, el algoritmo de reconstrucción estándar de la imagen del TAC ha sido filtrada con proyección posterior, que utiliza métodos matemáticos para reconstruir las imágenes tomográficas de las proyecciones que se obtienen por los detectores circulantes. Recientemente, ha surgido un nuevo algoritmo de reconstrucción iterativa de adaptación estadística (ASIR por sus siglas en inglés), que lleva a cabo la modelización de la distribución del ruido, reduciendo la dosis de radiación hasta en un 80% para muchas aplicaciones.

La reconstrucción iterativa basada en un modelo (MBIR por sus siglas en inglés) utilizado por Veo, va un paso más allá, incorporando un modelo físico del sistema de TAC al proceso de reconstrucción, para caracterizar la fase de adquisición de datos, incluyendo el ruido, el endurecimiento del haz, y la dispersión. Tiene el potencial de reducir las dosis de radiación aún más, pero es computacionalmente más exigente, lo que lleva a tiempos de reconstrucción más largos (que poco a poco se convertirán en un problema menor con la potencia computacional cada vez mayor). Potencialmente puede ofrecer menos ruido, mayor resolución, mejor detección del bajo contraste y menos defectos. Veo está disponible en el sistema CT750 HD de GE Discovery, y es adecuado para su uso en todo el cuerpo. Veo ya está disponible en Europa y en gran parte de Asia, y sigue esperando aprobación de la FDA.