miércoles, 25 de septiembre de 2013

Hernia Discal Cervical.

Hernia Discal Cervical.
Observamos como el disco presiona la médula.


A lo largo de nuestra vida cotidiana, el trabajo, la mala posición al sentarnos frente al ordenador, hace que se manifiesten pequeñas dolencias que al principio no les damos importancia, pero poco a poco con el tiempo se van intensificando, como por ejemplo: el clásico dolor de cuello, hombro, ligeros adormecimientos y hormigueos en el brazo, que empieza a  limitarnos en nuestro que hacer diario.

Como es natural nos preocupamos y acudimos al doctor.
-Doctor tengo una dolencia en el cuello, no puedo moverlo a libre albedrío...... - y recitamos mayormente los clásicos síntomas.

El doctor nos evalúa y nos prescribe una MRI de columna cervical (Resonancia magnética) indicándonos que regresemos con los resultados.

Salimos de la consulta y como cualquier curioso observamos la prescripción que indica " Descartar HNP", efectivamente Hernia del Nucleo Pulposo.

Uno preocupado se dirige al departamento de radiología a reservar una cita.
Nos hacemos el estudio y TADAAA, la famosa hernia.

Hernia Discal Cervical : Una hernia discal ocurre cuando una parte o la totalidad del disco es forzado a pasar a través de una debilitada parte del disco, esto puede ejercer una presión sobre los nervios cercanos.




Causas:
Los huesos (vértebras) de la columna protegen los nervios que salen del cerebro y bajan por la espalda para formar la médula espinal. Las raíces nerviosas son nervios grandes que se desprenden de la médula espinal y salen de la columna por entre cada vértebra.
Las vértebras de la columna están separadas por discos. Estos discos le suministran amortiguamiento a la columna vertebral y espacio entre las vértebras. Los discos favorecen el movimiento entre las vértebras, lo cual le permite a uno agacharse y alcanzar algo.
  • Estos discos se pueden salirse de su lugar (herniar) o romperse a causa de un trauma o esfuerzo. Cuando esto sucede, puede haber presión sobre los nervios raquídeos. Esto puede llevar a dolor, entumecimiento o debilidad.
  • La parte baja (región lumbar) de la columna es el área más común para una hernia de disco. Los discos cervicales (del cuello) resultan afectados en un pequeño porcentaje, mientras que los discos de la espalda alta y media (torácicos) rara vez están comprometidos.
Radiculopatía es cualquier enfermedad que afecte las raíces nerviosas de la columna. Una hernia discal es una causa de radiculopatía.
La hernia discal ocurre con mayor frecuencia en los hombres de mediana edad y de edad avanzada, generalmente después de una actividad extenuante. Otros factores de riesgo comprenden enfermedades presentes al nacer (congénitas) que afecten el tamaño del conducto raquídeo lumbar.